Por
José Francisco Cuevas V.

 

El Diputado Jaime Naranjo lleva desde el año 90 viviendo de la política, y en cualquier país del planeta eso es un exceso, quizás pueda argumentar que lleva menos que Andrés Zaldívar, pero ese es otro tema. Ha sido Diputado más de 4 periodos y una vez Senador.

Este diputado no es conocido por sus lúcidas intervenciones o algunos proyectos de ley emblemáticos, yo particularmente lo conozco por un reportaje donde se encontró que tenía contratada a su señora cómo asesora, donde lo niega varias veces, pero finalmente reconoce que era su señora, él dijo que se trataba de un trabajo puntual. También es conocido por ser uno de los políticos que más firmó certificados a falsos exonerados políticos, junto a Isabel Allende y el soldado bolivariano, Alejandro Navarro.

Naranjo al igual que muchos diputados de izquierda se autodefine como un ejemplar demócrata y un defensor de los derechos humanos. Pero la democracia, además de ser la separación de los poderes del Estado ¿No es también la necesaria alternancia en el poder? ¿Estar 20 años como político no es demasiado? ¿Piensa darle paso a nuevas generaciones? ¿Qué grandes contribuciones ha realizado por nuestro país?

Ahora luego de la votación del PPD Pepe Auth, donde se negó a votar a favor de la Acusación Constitucional contra la ministra Cubillos, sale el lado totalitario del Diputado Naranjo, como buen socialista y pide la renuncia de quién se atrevió a pensar distinto y votar en conciencia. No es capaz de tolerar que alguien de su coalición piense distinto a él. Lo cual confirma con hechos tangibles que no es un demócrata.

Ahora es tal el nivel de nuestros políticos, donde la realidad supera la ficción, que ahora él dice que será una especie de Greta Thunberg chilena, claramente no con fines climáticos, solo con la misión de sacar a Pepe Auth. Para esto, dicho por él encabezara una cruzada y no descansará hasta sacar a quién cometió el pecado de pensar distinto de él.

En las propias palabras del diputado Naranjo, dijo lo siguiente:

“Yo inicio hoy una campaña, a lo mejor solitaria, como la inició en Suecia Greta Thunberg, cuando se sentó en el Congreso sueco para pedir por el cambio climático y hoy ella tiene millones de personas que la acompañan en el mundo”.

“Parto solo, tengo el coraje para hacerlo, tengo la voluntad para hacerlo. Y no tengo ninguna duda, que al final de mi caminata por pedir la renuncia del diputado Auth, muchos diputados se sumarán a esta situación y le haremos insostenible su permanencia en la vicepresidencia”

Esas son las palabras textuales del diputado, un ejemplar demócrata. Lo bueno es que acá no podrá negar que no es su señora, o que no son sus palabras, es una cita textual. Ya que tiene siempre la mala costumbre de negar lo obvio.

La generación de Naranjo es responsable de la destrucción de la democracia, pero se jactan de ser férreos defensores de los derechos humanos. No les importó destruir la economía nacional, la convivencia y el desarrollo del país. Él dice defender los derechos humanos, yo jamás lo he escuchado manifestarse respecto a la muerte de civiles y uniformados, nunca.

Por último, me parece de una patudez extraordinaria, exhortar a los más jóvenes que adhieren a las ideas de derecha a que no sean cómplices de las violaciones a los derechos humanos durante el gobierno militar, cuando claramente no tenemos ninguna responsabilidad, jamás hemos validado la violencia, pero tenemos al menos la responsabilidad histórica y gratitud con el gobierno que liberó a Chile del marxismo, ese que nos tendría hoy en el sub-desarrollo. Y dónde personas como el diputado Naranjo tendrían total control de nuestras vidas, claramente democracia no sería el calificativo más adecuado.

Fuente: https://josefranciscocuevas.cl/diputado-naranjola-greta-chilena/

.